FRIXUELOS ASTURIANOS

#Postres y dulces 13 febrero 2021


Los frixuelos son un dulce asturiano, típico del Carnaval o Antroxu, como se denomina en esta tierra. Esta es una receta que ha ido pasando de generación en generacón, que desde niña he visto hacer a mi abuela. 


Admite tantas variedades como nos guste, en algunas casas en vez de anís les añadían coñac, también hay quién le gusta comerlos rellenos, de crema pastelera, nata, chocolate, mermelada, compota, etc, personalmente los prefiero solos, y disfrutar de esos recuerdos de mi infancia bocado a bocado.


INGREDIENTES 


1 litro de leche entera


25 g de azúcar


60 g de anís dulce


4 huevos


250 g de harina de repostería


1 pellizco de sal


150 g de aceite de oliva


2-3 tiras de piel de naranja


PREPARACIÓN


Ponga  en el vaso la leche, el azúcar, el anís, los huevos, la harina y el pellizco de sal y mezcle 25 seg/ vel 4. Retire a un recipiente y reserve.


En una sartén ponga el aceite y las pieles de naranja y fría hasta que cojan un color más oscuro. Retire el aceite a un bol, en el que habremos puesto una cuchara sopera, con cuidado de no quemarse y retire las pieles de naranja.


Ponga la sartén a fuego medio con una cucharada del aceite reservado y vierta un cucharón pequeño de masa, inclinando la sartén hacia todos lados para cubrir totalmente la base con la masa, debe de quedar una capa muy fina. Deje que se haga durante 2-3 minutos o hasta que los bordes del frixuelo estén ligeramente dorados. Dé la vuelta al frixuelo y haga durante aprox 1 minuto. Retire a un plato llano y espolvoree con azúcar.


Repita sucesivamente con la masa restante, vaya colocando un frixuelo encima de otro y ponga azúcar encima de cada uno de ellos según sale de la sartén, ésto provocará que se cree una especie de almíbar que los mantendrá jugosos.


SUGERENCIAS


Pueden hacerse en dos sartenes a la vez y se hacen en la mitad de tiempo.


La cucharada de aceite es para una sartén de 24 cm, si la sartén es más pequeña, ponga un poco menos.


Es importante ir removiendo la masa con el cucharón cada vez que vayamos a tomar una porción, para que no se vaya quedando la harina en el fondo.


Son más fáciles de hacer si dejamos reposar la masa unos 30 minutos, pero pueden hacerse también sin reposo.


FUENTE


Esta receta la aprendí de mi abuela Oliva (yo la llamaba güeli), y se la quiero dedicar con todo mi cariño.